Septiembre, un buen momento para hacer una revisión ocular a los niños

agosto 26, 2014

Las revisiones oculares son un conjunto de pruebas que realizamos para comprobar el buen estado de los ojos de nuestros pacientes, también de los más pequeños. No suponen ningún gran esfuerzo ni inversión de tiempo para ellos, pero en cambio, sí que son una garantía para la salud y desarrollo visual, especialmente en los niños.

Mediante las revisiones oculares infantiles nos es posible realizar un diagnóstico precoz de los problemas oculares. Gracias a ello, podemos ofrecer un tratamiento más eficaz para que estas dificultades no aumenten y, en algunos casos, se vayan corrigiendo.

Las revisiones oculares infantiles, igual que las de adultos, se pueden hacer en cualquier momento del año. No hace falta esperar a que el niño tenga una molesta, ¡una revisión y detección a tiempo siempre son mucho mejor! Aun así, desde Ópticas Visiorama pensamos que es idóneo hacerlas en septiembre, antes o durante el inicio del curso escolar. La razón es sencilla: hay muchos niños que tienen un mal rendimiento académico debido a problemas visuales. Así pues, detectarlos a tiempo no solo favorece la salud del niño sino que también su rendimiento.

Si estáis interesados en hacer una revisión ocular a vuestro hijo o a solicitarnos más información, podéis contactar con nosotros o visitar uno de los centros Visiorama.