Buenos hábitos visuales para estudiar y trabajar

Septiembre 03, 2014

Ahora que seguro que la mayoría de vosotros ya habéis retomado los estudios y trabajo, queremos aprovechar para compartir algunos buenos hábitos para cuidar los ojos en la oficina o escritorio.

En primer lugar, ¡hay que tener en cuenta la iluminación! Según un estudio realizado por los científicos holandeses Wout van Bommel y Gerrit van den Belt, una iluminación adecuada al tipo de trabajo aumenta la productividad hasta un 20% y reduce las bajas laborales. En cambio, la falta de luz o su mala colocación obliga a forzar la vista, generando fatiga ocular y disminuyendo la productividad.

Para iluminar bien un espacio de trabajo, Cuida tu vista recomienda utilizar la luz natural en la medida de lo posible. Además, aconseja evitar las sombras utilizando luces ajustables individuales y filtros para difuminar las luces del techo.

En segundo lugar, hay que prestar atención a las pantallas de los dispositivos electrónicos que se utilizan para trabajar  o estudiar: ordenadores, tablets, ebooks, entre otros, ya que también provoca fatiga ocular. No hay que pasar tiempos largos delante de una pantalla y es recomendable mantener una distancia mínima de 30 metros del dispositivo, que tendría que estar situado por debajo de la altura de los ojos.

Encontraréis más consejos para proteger vuestros ojos de la luz de las pantallas aquí.